miércoles, 5 de octubre de 2011

*3

La verdad es que el exámen podría haber ido mejor, pero bueno la Historia al fin y al cabo no se me da tan mal... Después de lo que ha pasado está mañana no sé si tendre ganas de hacer nada... Bueno de lo único que tengo ganas, es de que lleguen las 7 para írme a hip-hop, ¿Qué haría yo sin el hip-hop? Lo llevo haciendo desde los 4 años y no creo que pudiera vivír un solo año sin poder ir a clases. Para mí es lo unico que tengo para siempre, algo por lo que me puedo olvidar de todo mi alrededor, algo por lo que se que se me da bien, algo por lo que sin ello mi vida no sería la misma... Después tendré que ir a casa de Mireia, le dije que iría para ayudarla con el exámen de mañana. Tampoco tendré que caminar mucho ya que es mi vecina, tiene un año menos que yo, entonces toda la eso la he podido ír ayudando.
Llego a casa dejo la maleta del cole, que por cierto no pesa poco y me dispongo en hacerle la merienda a mi hermana.
-¿Qué quieres merendar hoy,Tere?
-Mmmm... Dejáme pensar...
Sin dejar pasar cinco minutos... -¡Decidete rápido, tengo que ír a hip-hop y luego a casa de Mireia a estudiar y no quiero llegar tarde!
-De acuerdo, de acuerdo, pues me gustaria comer pan con nocilla -y una sonrísa de pillína se le dibuja en la cara.
Nunca dejará de ser así, golosa como ella sola.
Abandona la cocina saltando de la felicidad, la verdad es qué no se qué le hace estar siempre tan y tan feliz.
Mientras le estoy haciendo la merienda a Teresa, puedo ver todo lo que hay enfrente de casa, niños columpiandose, otros que juegan a futbol, los padres que se sientan en los bancos a esperar a que sus hijos acaben su energia para que al llegar a casa duerman profundamente.
Mientras subo las escaleras, veo a mi perro Duck, me quedo miandolo un rato, planea algo raro, acaba de ver un gato al otro lado de la calle, intenta correr tras el y al ver que tener la misma agilidad que un gato es imposible abate y vuelve a jugar con su hueso de plástico que resulta mucho más fácil que perseguir gatos.
Le llevo la merienda a mi hermana y me despido de ella con un beso en la frente. Llego rendida de hip-hop, dejo la maleta en mi habitación y salgo lo antes posible. Voy a la casa de al lado y me quedo prepleja al ver quien me abre la puerta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.