jueves, 8 de diciembre de 2011

*12

-De repente perdí el control de la moto y era ella la que me llevaba a mi. Apenas era consciente de lo que estaba pasando... Una de las pocas cosas que sentí fue como chocábamos y caíamos al suelo dando vueltas sin parar. Estuve al borde de un acantilado que hay al lado de la carretera y por poco caigo allí, de ser así hubiera fallecido con el choque de alguna roca o algo parecido. Por lo visto no fui la única accidentada, Marcos también cayo conmigo y los del coche también recibieron un golpe fuerte, pero se dieron a la fuga. Noté como todo mi alrededor se iba acelerando a medida que pasaba el tiempo. Mucha gente tuvo que aceptar que lo que ocurría no era nada bueno, mientras yo luchaba por recuperarme, cuanto antes posible. Descanse durante un buen tiempo hasta que desperté y sentí como si dentro de mi todo empezara a funcionar de nuevo, como cuando pones música e inmediatamente empiezas a bailar al son de la música sin pensarlo -nos explicaba Laura acerca de lo que había ocurrido aquel día...
Acertó al pensar que mucha gente se preocupó por ella. 
Su hermano Luis había sido un chico bastante fuerte, pero fue en el momento en el que a ella le ocurrió aquello para que se derrumbará hasta el día de hoy, cuando todo vuelve a ser normal o eso aparenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.